Método de tratamiento

<< Volver >>

1. Un examen a fondo

El primer paso de la terapia de un implante dental es hablar con nosotros, seguido de un examen dental a fondo. Se radiografía la mandíbula para controlar el estado del tejido óseo y determinar la colocación del implante dental. Se hace una impresión de la mandíbula y de los dientes existentes, obteniendo un modelo muy importante para la planificación del tratamiento.

2. Inserción del implante dental

Para la colocación del implante dental hay dos opciones, según sea su situación clínica.

En el procedimiento de una sola fase se coloca el implante dental y luego se acopla un pilar temporal.

En el procedimiento de dos fases se inserta el implante dental y luego se cubre con la encía. El pilar se acopla en una intervención posterior (2 intervenciones).

En ambos casos, se pone en su sitio un diente o una prótesis temporal. Después viene un período de cicatrización máximo de 3 meses para procedimientos sobre hueso propio (nativo) y de 6 meses para implantes sobre hueso regenerado (desaparece la alusión a uno u otro maxiliar). En algunos casos, se puede cargar inmediatamente el implante dental. No obstante, eso depende del estado de su hueso.

3. Instalación de los pilares

En un tratamiento de una fase, el pilar temporal es sustituido por otro definitivo, una vez que el implante dental se ha unido al tejido óseo.

La segunda parte de un procedimiento de dos pasos implica hacer una pequeña incisión para abrir la encía y poner en su sitio el pilar.

4. Producción de los dientes

Una vez que se ha puesto el pilar en su sitio, se hace una nueva impresión que se compara con la que se hizo en el examen inicial. Se obtiene un modelo final, con el que un técnico dental realiza cuidadosamente la corona, el puente o la prótesis. Se presta especial atención a asegurar el color y la forma correcta, para que sus nuevos dientes parezcan naturales.

5. Adaptación y nuevo examen

Cuando están listos los dientes, su dentista se los coloca sencillamente sobre los implantes dentales. ¡Y eso es todo!. Por lo general, eso va seguido de un par de visitas de seguimiento, para controlar la funcionalidad y la estética. En resumen, para asegurarse de que Ud. está completamente satisfecho/a de sus nuevos dientes.

6. Hay que mantener los implantes como a los dientes

cepillar cuidadosamente y asistir periódicamente a profilaxis.

 

   

 

UN DIENTE

 

Los que necesitarían sustituir un solo diente suelen ser jóvenes. Habitualmente se debe a un accidente o a no tenerlo desde el nacimiento. Sin embargo, una vez que la mandíbula esta plenamente desarrollada, un implante dental es una solución estética de larga duración.

 

El implante dental se instala en el maxilar. Ningún diente sano se ve afectado o dañado por ello. Con otro tipo de soluciones, por el contrario, los dientes vecinos pueden ser tallados para apoyar un puente.

 
El pilar se instala al implante dental. Luego se pone una corona en el pilar, adaptándola perfectamente al borde de la encía.
 

Así, el nuevo diente queda acabado y resulta prácticamente imposible ver la diferencia entre los dientes existentes y el nuevo, por lo que se ofrece una solución con un aspecto realmente natural.

     
   

VARIOS DIENTES

 
A lo largo de la vida, algunas personas pierden sus dientes en la parte posterior de la boca. Ello se debe, por ejemplo, a la infección de las encías (periodontitis) o al agrietamiento de un diente debido a empastes anteriores.
 

Para un puente fijo sobre implantes dentales, se instalan entre dos y cuatro implantes dentales. Esa solución no afecta a los dientes del propio paciente. Además, el puente funcionará durante muchos años, independientemente del estado de los dientes existentes.

 

Los pilares se instalan a los implantes dentales. El siguiente paso consiste en adaptar un puente. La nueva prótesis se coloca sobre los pilares.

 
El puente fijo está colocado en su sitio y puede aguantar las grandes fuerzas aplicadas en la parte posterior de la boca al masticar. En realidad, se siente y funciona como si fueran dientes naturales.
     
    TODOS LOS DIENTES
 
Si ha perdido todos los dientes de una o de ambas mandíbulas, puede elegir un puente fijo permanente o una prótesis desmontable conectada a dos o más implantes dentales. Este tipo de prótesis permanece en su sitio más firmemente que una prótesis desmontable convencional. Sin embargo, para la solución lo más parecida a dientes naturales, el puente fijo es lo ideal.
 

Para un puente fijo con pilares definitivos, se instalan varios implantes dentales que formen una buena base. Como los implantes dentales van anclados en la mandíbula, estimulan el tejido óseo y ayudan a mantener los niveles de dientes sanos y estructuras faciales. Una prótesis completa implica la instalación de dos o más implantes dentales, que se utilizarán como base segura donde fijar la prótesis.

 

Una prótesis completa implica la instalación de dos o más implantes dentales, que se utilizarán como base segura donde fijar la prótesis.

 

Los pilares se instalan a los implantes dentales y se pone el puente. Todo el trabajo dental debe hacerse según sean sus condiciones previas y sus deseos.

 

Para la prótesis se utilizan bien sea pilares de bola o bien una barra entre los pilares. La prótesis se adapta con los dispositivos correspondientes por debajo.

 
La prótesis completa ya está en su sitio. Funciona y parece natural. Ahora puede comer lo que quiera y reírse, sin tener que preocuparse porque la prótesis se le pueda caer.
© Copyright 2014 - PERIOTEN S.L. - Producido por: AXIONNET